Jueves, 22 Octubre 2015 18:56

Audios de las "I Jornadas de lengua y escritura ibérica".

Escrito por

En agosto de 2015 tuvieron lugar las "I Jornadas de lengua y escritura ibérica". Compartimos aquí los audios que tenemos grabados. Fue un encuentro de personas con intereses comunes, autodidactas y con planteamientos innovadores, fuera en gran medida del cuño que impone la Universidad o el sistema. Por eso vemos interesante compartirlo.

En la web "Euskera - Íbero - Paleroeuropeo" podéis encontrar más información sobre este tema y otros.

(Entre las citas, el sábado 24 de octubre por la mañana, David Algarra estará en Terrassa con su "Estudi comparat: continuitat cultural ibera a l´edat mitjana catalana") 

Aunque parezca un tema muy específico, tiene muchas connotaciones de mayor alcance que la simple cuestión del estudio del pasado. A mí por ejemplo me inspiró el siguiente texto que me permito enlazaros: "La toponimia: un recurso ingente y contundente".

No dejemos de ser diariamente y pese a las dificultades, investigadoras.

Visto 2650 veces

Medios

Audios I Jornadas de lengua y escritura ibérica. 2015

Comentarios  

#4 Sofía 03-11-2015 19:16
Hola Laura, no te preocupes por contestar antes o después, lo que no quisiera es que te quedaras callada, salvo porque no tengas tiempo para participar como lo haces, que te sientas cómoda me refiero.
Me imagino que el hilo de esta conversación se ajustaría más al vídeo que está colgado en el foro https://www.revolucionintegral.org/index.php/kunena-2015-02-04/cajon-sastre/68-el-castellano-viene-del-latin (aunque luego el tema va por varios derroteros), lo digo porque con lo que no estás de acuerdo es con el tema de que el castellano, como otras lenguas romances, no vienen del latín (teoría) y en el hilo podríamos ir haciendo cada cual su aportación sobre ello.
Ese tema si quieres contarnos lo que tú sabes estaría muy bien y se lo haríamos llegar a Carme J.Huertas. Más que una ideología a mí lo que me da es que hay ideas sobre el pasado que nos plantean dudas sobre lo que nos han contado y hemos dado siempre por bueno.

El tema de la Universidad como institución daría para un libro y no saldría bien parada de ninguna manera, desde su origen a su actual estado, pero está claro, y menos mal que aún es así, que si miramos persona a persona hay gente muy valiosa... que quizá podrían aportar más y mejor si no se debieran a ese organismo del estado. Me vienen una docena de ejemplos que conozco personalmente, pero no es momento de enrollarme.

Un placer leerte. Un fuerte abrazo.
#3 Laura Herrero Román 29-10-2015 14:43
Hola, Sofía.

Disculpa que haya tardado en contestarte, pero como te avisé, no voy a poder seguir tan a menudo como antes la página.

Estoy muy de acuerdo en que personas como Carme no solo investiguen, sino también compartan los resultados de sus investigaciones. Agradezco, por tanto, su trabajo en el campo de la lengua ibérica.

Yo a lo que me estoy refiriendo es a la entrevista en la que habla del castellano y las lenguas romances y en la que comete unos errores importantes. Sé que ella es filóloga, pero desde luego la calidad de sus estudios sobre lingüística románica, lingüística general e historia de la lengua española, es muy baja. Y no lo digo por ofender, pero las cosas hay que reconocerlas. Puedo ir punto por punto de la entrevista, no en todos los casos, porque no tengo décadas de estudio como grandes profesores e investigadores (Luis Michelena, José Antonio Pascual, Antonio Tovar...), deshaciendo sus argumentos.
Además, está diciendo cosas sobre los lingüistas y las universidades que no son ciertas. No sé si miente a sabiendas o realmente cree lo que dice, pero demuestra un gran desconocimiento, repito, en cuanto a las disciplinas que acabo de citar; no puedo juzgar sus conocimientos sobre el ibero.
Ahora bien, me pregunto, ya que sus argumentos acerca del origen del castellano no son objetivos, cuál es el trasfondo de su tesis, qué es lo que intenta demostrar, ¿hay alguna ideología a la que sirvan sus argumentos?
Tendré que reflexionar sobre ello, aunque no puedo dedicar demasiado tiempo a estas cuestiones.

En cuanto a la universidad, afortunadamente no está llena de "ciegos guiando a otros ciegos". Todavía quedan grandes personas y profesionales que aman el conocimiento, que tienen verdadera vocación y sobreviven a los constantes ataques del Ministerio de Educación. Desde el año pasado vengo observando cuáles son los aspectos en los que la Universidad ha sido tocada por el capitalismo estatal y cuáles los que sobreviven. Pensemos que las universidades tienen más historia que el capitalismo y que por ellas han pasado grandes personas que de borreguismo no tenían nada, sino que luchaban contra él y que han dejado una huella profunda. Pienso que ese espíritu aún sobrevive y es que realmente se respira. Claro, yo hablo de lo que conozco.
Que igualmente valoro a los que estudian e investigan por su cuenta, pero de nuevo huyo del maniqueísmo y creo que en ambas formas de búsqueda de la verdad, hay validez siempre que no se logren colar ideologías y se valore ante todo la verdad pura, nos guste o no esa verdad.
En ese sentido, a mí me parece muy idílico y un bello acto de rebeldía que el latín no consiguiera imponerse en la Península, pero la realidad es la que es, nos guste o no, igual que es una realidad que no hay lenguas ni variedades dialectales superiores o inferiores a otras, aunque a muchos puristas esto les moleste en pleno siglo XXI.
Mitos sobre la lengua hay muchos, demasiados, que todavía perviven en las personas de a pie. Lo que tenemos que hacer es ayudar a deshacer estos mitos para que la gente conozca la verdad y no seguir alimentándolos.
#2 Sofía 27-10-2015 11:11
Saludos Laura,
entiendo por tu primera parte del mensaje, que no desarrollas, que has estudiado lo que dice Carme Huertas y que no estás de acuerdo.

Estaría muy bien que se abriera el debate que planteas, para eso, también, pensamos y mantenemos esta web en pie, no nos gusta el pensamiento único, tampoco el lineal.

En este caso concreto, así como el de Javier Goitia, estas personas tienen una formación y acreditación universitaria (un breve CV de ambas: http://euskararenjatorria.net/?p=19115&lang=es y http://euskararenjatorria.net/?cat=312&gdsr_sort=rating&gdsr_order=desc&lang=es). Solo menciono a ellas dos porque son a los que conocí.

Lo que yo intentaba resaltar es que no es por ella, o mejor dicho es pese a ella, que han optado por investigar, obtener sus propios resultados y compartirlos, fuera de la institución universitaria.

No entiendo muy bien cuál es tu planteamiento y lo que no llega a convencerte.

Claro que todo lo que se etiqueta como alternativo no es verdadero, pero el caso de estas dos personas, que son de las que conozco un poquillo su trabajo, es el de dos a los que la universidad, habiéndose formado en ella, les quería cortar las alas y ellos han seguido por su propio camino. Son generosos pues lo comparten (vete a pedir algo a un departamento... si tienes suerte y es buena persona lo consigues, pero no es la "política" de la universidad el enseñar al que no sabe, en absoluto, más bien el de las patentes, los artículos de pago y el alumno como cliente, también sé de lo que hablo) y muy humildes porque no se creen en posesión de la verdad.

Sobre las teorías o investigaciones filológicas que aportan, yo tampoco voy a opinar.

Estoy de acuerdo contigo que tan malo es dar por bueno de primeras lo que vaya a la contra solo por que va a contracorriente, como ningunear a personas (siempre son los individuos los que hacen las cosas, de ahí que en última instancia todo dependa de esa individualidad, de lo que cada cual es capaz de hacer) que quieren encontrar caminos fuera de lo establecido. Confieso que me atraen más estas últimas, que les veo un valor que los borregos no tenemos y eso me emociona, pero está claro que eso no les hace conocedores de la verdad. Hay casos y casos.

La Universidad como institución es algo horrible, de ello estoy completamente segura, pero dentro de ella claro que hay personas que merecen la pena. Una cosa no quita la otra.

Un fuerte abrazo.
#1 Laura Herrero Román 22-10-2015 21:25
Hace ya tiempo que vi la entrevista a Carme Huertas y he permanecido en silencio sobre el tema, porque todos tenemos derecho a expresarnos, pero claro, esto es algo que me toca personalmente.

No me voy a centrar en los estudios sobre lengua ibera, sino que quiero comentar esa idea que se tiene de que en la Universidad se sigue solo un criterio y que todo lo alternativo es verdadero.

Necesitamos un debate sobre esto, porque es otra de esas creencias que aceptamos sin más, sin profundizar.

En primer lugar, si las Humanidades todavía viven, no es precisamente gracias al apoyo estatal. En segundo lugar, la Universidad es muy amplia y hay de todo. Que en los aspectos administrativos dependa del Estado, no significa que todos los profesores e investigadores le sirvan y que se excluyan teorías solo por no coincidir con el pensamiento oficial.

Esta idea echa por tierra el trabajo de grandes investigadores que pasan décadas profundizando en los aspectos que les interesan, por simple amor a la verdad. Además, sabemos que los propios investigadores defienden teorías que se contradicen, pero que tienen todas la misma validez científica. Esto no pasa siempre, claro. Hay teorías que caen frente a la evidencia científica, y afortunadamente, desde el siglo XX la filología también es una disciplina científica que busca la objetividad.

No tienes permisos para publicar comentarios.