Jueves, 19 November 2020 13:37

EL ECOLOGISMO, SU MALDAD Y NUESTRO EXTERMINIO

Escrito por  Enrique Bardají
Valora este artículo
(2 votos)

Desde que fuimos expulsados de nuestras tierras, la muerte nos sigue. El poblado se está quedando vacío. Vamos hacia la extinción. Ahora murieron los ancianos. Nuestra cultura también está muriendo.[1]

Palabras de una indígena Twa expulsada del Parque Nacional de Kahuzi-Biega, en la República Democrática del Congo. Algo muy parecido a lo que se oirá en nuestra península a los pastores de la Cordillera Cantábrica o del Pirineo, ambas cadenas montañosas invadidas por el Estado y su Red Natura 2000 etnocida y despobladora.

El que escribe esto es cabrero de oficio y por eso a lo largo del escrito hago referencias al pastoreo y su extinción deliberada. 

Heidegger el ecohéroe.

El filósofo alemán Martin Heidegger es el padre intelectual, junto a Nietzsche, del izquierdismo posmoderno de nuestra época. En sus reflexiones políticas se inspirarán los filósofos posmodernos que dan vida al izquierdismo universitario urbanita de nuestros días, como Deleuze, Derrida, Foucault, Vattimo, Lyotard, Guattari, Irigaray… Este grupo de filósofos también pertenecerán a lo que se llama el nietzscheisme (seguidores de Nietzsche). El anarquismo será especialmente permeable a estos autores e ideas.

Es necesario mirar la filosofía de Heidegger para entender por qué el izquierdismo apoya tan exaltadamente el conservacionismo misántropo y antipastoril; desde la Red Natura 2000 a los Parques Nacionales, pasando por el SEPRONA y la guardería forestal. Es necesario pararse a pensar en estos grandes padres del pensamiento de nuestras élites para entender el despoblamiento y la debacle del pastoreo y la vida rural.

El ecologismo y en concreto los llamados ecologistas profundos contemporáneos elevan a Heidegger al panteón de los ecohéroes. El rechazo furibundo que este filósofo desata contra el humanismo antropocéntrico le lleva a ser uno de los principales teóricos de la ecología profunda en particular y del ecologismo en general.

En la obra más famosa de Heidegger Ser y tiempo el filósofo Domenico Losurdo ve “una ideología de guerra”.[2] Su pesimismo antropológico y su misantropía son explicadas por Emmanuel Mounier cuando dice que: “El caballero de la muerte de Durero,[3] símbolo predilecto de Nietzsche, es la imagen central de la antropología heidegeriana”.[4]

Para Heidegger el ser humano es ya desde su nacimiento Sein-zum-Tode o “Ser hacia-la muerte”. Con su lenguaje oscuro intentará demoler los fundamentos de la cultura clásica occidental y desatará en muchos de sus discípulos un fuerte nihilismo. Para Heidegger el Ser debe estar subordinado a la Nada.

Ensalzará la fuerza como uno de los elementos esenciales del Ser y la identificará con la verdad, dirá: “Lo verdadero no es para todo el mundo, sino sólo para los fuertes”.

Asignará a Alemania la misión de rescatar lo auténtico.[5]

Sobre el Estado alemán Heidegger dirá en 1933:

¡Pero qué sentido tiene hablar de tiempo perdido, cuando la cuestión de que se trata es la de luchar por el Estado! El peligro no puede provenir de trabajar para el Estado nacionalsocialista. Viene solo de la indiferencia y la resistencia (Widerstand) al Estado.[6]

El compromiso de Heidegger con el Estado nazi será activo y permanente, incluso en la posguerra. Jamás se arrepentirá de su apoyo al nazismo, al que defenderá hasta el fin de sus días. Heidegger será uno de los encargados por el III Reich de editar y reeditar las obras de Nietzsche al considerarse que éstas guardaban el meollo de la ideología nazi.

 

El antihumanismo

En relación directa con el antihumanismo de Heidegger tenemos a Benigno Varillas, fundador de la revista Quercus, principal heraldo del conservacionismo español. Benigno Varillas también es fundador de Greenpeace España, Rewilding Spain y Rewilding Europe, además de receptor del Premio BBVA al Conservacionismo y otros 25 premios más. Es el biógrafo de Félix Rodríguez de la Fuente, además de un colaborador asiduo del CSIC y asesor del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico. En sus dos últimos libros, Matar lo libre y La estirpe de los libres, Varillas identifica el pastoreo como el principal mal que afecta a la humanidad: lo que él llama el Neolítico pastoril. En estos libros dice:

El surgimiento del nacional socialismo en Alemania abominaba con razón de los pueblos neolíticos, en particular los del Este, que trajeron a Europa el ganado […] pastores que andan todo el día detrás de unas bestias idiotizadas […] pueblos de pastores que con su frenesí reproductor… van procreando millones de pastorcillos esclavos… responsables de la explosión demográfica [...] Es una buena noticia que desde 1974 el número de pastores se haya reducido a una décima parte porque así el territorio que ocupaban puede devolverse a su estado previo [...] hay que fomentar la vida salvaje y no la anacrónica ganadería […]  La lógica sugiere que se devuelva el campo a su estado previo […] destinar esa mitad del Planeta que reclama el eminente ecólogo Edward O. Wilson para lo salvaje […] liberando el territorio de la ganadería con un rewilding que restaure los ecosistemas […] los pastores deben ser proscritos y asumir su destino […] la labor del Seprona en defensa de la naturaleza fue el gran avance de la política conservacionista […] también son un gran avance las ONG conservacionistas, así como los funcionarios de la naturaleza, como guardas, técnicos y científicos, que actualmente emplean su energía en intentar doblegar al mundo rural y pastoril para que no destruya la vida silvestre […] reducir la población no es ningún drama… el planeta tiene que reducir su población hasta los diez millones de personas

El rewilding del que habla Varillas, reasilvestrar o renaturalización, es una concepción de la conservación a gran escala, destinada a restaurar y devolver a un supuesto estado cercano al original (previo a la intervención humana). Hace especial hincapié en la conectividad entre las diversas Zonas que conforman los espacios, fomentando o re-introduciendo grandes depredadores y especies claves para alcanzar la autorregulación de los ecosistemas sin humanos. Todo entendido como una política de Estado.

La idea y el término rewilding fue forjado por David Foreman, americano nacido en 1949 y muerto a finales de 1980. La “renaturalización” preconizada por Foreman propone la desaparición del 70% de la población mundial. Famosa es su petición pública de que no se interviniera humanitariamente en las hambrunas del cuerno de África para no fomentar la sobrepoblación. Afirmó que una verdadera política ecologista debería oponerse al envío de comida a zonas de catástrofes para así dejar a la naturaleza campar a sus anchas. Foreman ha sido uno de los fundadores de Earth First! (¡Primero la Tierra!) y ha sido director de la enorme organización conservacionista Sierra Club. Foreman sólo veía “zonas vírgenes” donde había indígenas, pastores, rebaños y aldeas; y esta forma de mirar el mundo que tenía Foreman, ya la tenían antes que él los liberales y los nazis; y la tienen ahora los ecologistas más izquierdistas.

Earth First es hoy una asociación internacional ecologista que suscribe la llamada “ecología profunda”. Sus principios son antihumanistas y contrarios al antropocentrismo. Este ecologismo, no renuncia al Estado como herramienta y considera al humano una plaga, un cáncer que ha de ser combatido mediante políticas antinatalistas. Propone contener la expansión de los seres humanos y vaciar de ellos cuantos más espacios mejor. Este ecologismo es 100% neomalthusiano. Foreman dirá: “Los auténticos ecologistas no tienen hijos”. Estas ideas germinarán con gran éxito entre el izquierdismo ecologista urbanita de occidente.

Al igual que Foreman, David Brower también ha sido director ejecutivo de la gigante del conservacionismo Sierra Club. Brower, que también es el fundador de la organización ecologista Amigos de la Tierra, afirma que:

La maternidad debería ser un crimen punible contra la sociedad, a menos que los padres tengan una licencia del gobierno. Todos los padres potenciales deberían ser obligados a tomar sustancias químicas anticonceptivas y el gobierno debería suministrar antídotos a los ciudadanos elegidos para la maternidad[7]

Los principios antihumanistas del ecologismo actual hunden sus raíces en uno de los primeros ecologistas declarados, entendiendo el ecologismo como doctrina sistematizada y estructurada, más que como la práctica de “cuidar a la naturaleza”: el alemán Ernst Moritz Arndt (1769-1860). Este autor será reivindicado y estudiado a conciencia por el nazismo y dará forma a las teorías que arribaban de la Inglaterra industrial, como el malthusianismo, el darwinismo social o la misantropía. Fusionará estas ideas de origen anglosajón con el ecologismo autóctono alemán. Su lectura recordará una y otra vez al actual movimiento vegano en su oposición al antropocentrismo. Arndt dirá:

Cuando uno ve la naturaleza desde la necesaria conectividad e interrelación entre las cosas, entonces todas las cosas pasan a tener la misma importancia: los arbustos, los gusanos, las plantas, los humanos, las piedras, nada va primero o último.

Del antihumanismo ecologista anglosajón destacarán figuras como el científico y escritor James Lovelock, inglés nacido en 1919, famoso por su obra La venganza de la Tierra (2007). La teoría de Gaia y el futuro de la humanidad. Lovelock se reivindica como muy cercano a la “ecología profunda”. Sostiene que se debe reducir la población a la fuerza y que el Estado debe tener un papel central en la ecología. Propone la dictadura estatal “dejando la democracia en espera por un momento” para aplicar biopolíticas y leyes de excepción. Lovelock arremete contra lo que él llama “ecologismo humanista”. Se le considera el padre del ecofascismo. Asevera que el Estado debe reducir la población urgentemente sabiendo “que se tienen que tomar algunas decisiones difíciles”.

También Lovelock es un activista a favor de la energía nuclear que la ve como uno de los grandes remedios a la crisis mediombiental. Sin duda la Zona de Exclusión de Chernobyl es un ejemplo magnífico de despoblación y rewilding donde ya no queda nadie y la fauna silvestre prospera. 350.000 personas fueron desalojadas para siempre de su tierra y varios miles murieron o enfermaron. La ciudad de Prípiat es una ciudad fantasma colonizada hoy por lobos, bisontes, alces, linces, osos, caballos silvestres y ciervos.

 

Los antihijos

Pero sigamos con el ecologismo antihumanista y neomalthusiano para seguir profundizando en la comprensión del porqué de la situación actual del pastoreo, de nuestros montes y de nuestra ruralidad. El científico y naturista divulgador más famoso de los documentales de la televisión, David Attenboroug afirma que “los humanos son una plaga sobre la Tierra[8] y al igual que David Foreman insiste en lo absurdo de desarrollar programas contra el hambre en el cuerno de África porque “hay demasiada gente allí[9]. Attenboroug es un aristócrata ecologista multimillonario de la más alta alcurnia inglesa defensor a ultranza del capitalismo, del Estado y del orden jerárquico de la vida. Entre sus numerosas llamadas veladas al genocidio de los pobres todos estos años se ha visto recompensado por el Estado español con el Premio Príncipe de Asturias. Lord Attenboroug es uno de los principales miembros de la organización Population Matters que realiza campañas por la esterilización masiva de la población.

Otro miembro insigne de Population Matters es el investigador naturista y activista antinatalista Paul R. Ehrlich, exasesor del presidente Bush hijo. Afirma que el Estado debe controlar autoritariamente la libertad de tener los hijos que se quieran. Dice que: “nadie debería tener derecho a tener más de dos hijos… la solución es la reducción de población”.[10]

Otra ecologista de renombre que ha recibido, al igual que el ya mencionado Benigno Varillas, el Premio BBVA a la Conservación y, al igual que Attenboroug, el Premio Príncipe de Asturias es la primatóloga Jane Goodall. Goodall es también miembro de Population Matters y apoya la implementación de políticas antinatalistas forzosas por parte del Estado. Ha vivido muchos años en Tanzania y junto a su marido, miembro del gobierno de Tanzania y director general de los Parques Nacionales de ese país, han implementado una política de expulsión generalizada de personas de los espacios “protegidos” apoyado por la WWF. Goodall pertenece, al igual que David Attenboroug, a la Excelentísima Orden del Imperio Británico por sus notables servicios al Estado británico.

Goodall es vegana y ha sido presidenta de la asociación animalista Advocates for Animals que pide la prohibición de, entre otras cosas, el pastoreo.

Otra persona que aboga por la prohibición total del pastoreo vía Guardia Civil, Guardería Forestal, jueces y sistema penitenciario es la periodista, escritora y vegana Ruth Toledano, premiada hace poco por el Ayuntamiento de Madrid con el cargo de Cronista Oficial de la Villa.

Toledano dirige la sección de opinión animalista, vegana y antiespecista de eldiario.es llamada El caballo de Nietzsche. Desde un antihumanismo feroz explican porque se llaman así: “Porque Nietzsche rompió para siempre con la humanidad… y como Nietzsche… el futuro pasa por luchar contra el especismo.

Una de las organizaciones vegetarianas más prominentes y poderosas de Europa ProVeg ha lanzado recientemente una campaña mediática en contra de tener hijos. Dirán que:

comprometiéndose activamente por no tener hijos y convencer a los demás de que no los tengan, ayudamos a salvar el planeta y avanzamos hacia un mundo sin sufrimiento animal.[11]

Peter Singer, profesor de derecho y filósofo utilitarista, es uno de los padres de la idea de la “Liberación Animal”. Es vegano y enemigo feroz de los pastores e indígenas cazadores-recolectores. Aboga por un anti-humanismo radical y por la ecología profunda. La filosofía clásica y la tradición humanística serán despreciadas por él con el distintivo de “especista”. En manos del actual izquierdismo postmoderno, que arrasa entre las clases medias-altas occidentales, el término “especista” se utiliza como estigma para perseguir, censurar y marginar. Singer afirma que la vida de un humano tiene el mismo valor que la de un perro o cualquier otro animal; por eso arremete contra toda la filosofía clásica por antropocentrista.

La corriente filosófica en la que se inspira Peter Singer es el utilitarismo del liberal Jeremy Bentham (1748-1832). Para Bentham, que es uno de los principales padres del liberalismo, el origen de la moral es el egoísmo al que hay que poner freno solamente por una razón: porque es contraproducente para la felicidad individual. Considera Bentham que lo bueno es solamente lo que nos causa placer y que lo malo es unicamente lo que nos causa dolor. El pánico al dolor y al sufrimiento que posee la vida lo tomará Peter Singer de Bentham, y de aquél, lo cogerá todo el movimiento vegano con su incomprensión radical de la muerte, el dolor o el sufrimiento.

En el libro de Singer Ética Práctica se afirma en el capítulo Ricos y Pobres que la única causa de la pobreza es el exceso de población. Afirma Singer que los ricos sólo deberían ayudar a los pobres si éstos se comprometen a esterilizarse y dejarse controlar su fecundidad. El padre de la Liberación Animal que aboga por la autonomía de los animales es incapaz de respetar la autonomía de los humanos pobres. Peter Singer se posiciona con el más desfasado malthusianismo y al lado de las élites.

La ecología profunda está calando intensamente en los sectores izquierdistas. En vez de responsabilizar al modo estatal-capitalista de producción y organización se achaca todo al “exceso de población”. Luc Ferry, profesor de la Sorbonna, explica bien de que se trata este pensamiento:

 Se puede decir legítimamente que la ecología profunda hunde sus raíces en el nazismo y alza sus ramas hasta las esferas más extremas del izquierdismo cultural. 

La fundadora de Planned Parenthood de la Federación Internacional de Planificación Familiar (antigua Liga Estadounidense de Control de Natalidad) fue Margaret Sanger (1879-1960). Sanger afirmaba que: “Todos nuestros problemas son el resultado de un exceso de reproducción entre la clase obrera”.

Margaret Sanger abogó siempre por implementar una rígida política de esterilización masiva de los pobres. En su artículo “Control de población y Salud de las mujeres” expresa su darwinismo social liberal y la necesidad de la esterilización:

Bajo la inmisericorde regla de hierro de la selección natural, sólo los más fuertes, los más valientes, podían vivir y convertirse en progenitores de la raza. Los débiles, o morían tempranamente o eran muertos. Hoy, sin embargo, la civilización ha aportado la compasión, la pena, la ternura… que interfieren con la ley de la selección natural. Nos encontramos en una situación en la que nuestras instituciones de beneficencia… tienden a mantener con vida a los enfermos y a los débiles, a los cuales se les permite que se propaguen y, así, produzcan una raza de degenerados. 

Planned Parenthood es uno de los fundadores de la Federación Internacional de Planificación Familiar en Bombay, India en 1952. A partir de aquí se comenzó una política de esterilización forzosa con los pobres de la india que tuvo su auge entre 1975 y 1978 con Indira Gandhi. Esta política se ha mantenido, si no de manera forzosa, sí a través del engaño, la coacción, el chantaje y las dádivas. Entre 2013 y 2014 se han llevado a cabo 4 millones de esterilizaciones en la India y la esterilización por aplicación no consentida de inyecciones anticonceptivas sigue a la orden del día.[12]

De Planned Parenthood se ha de decir que uno de sus principales financiadores es la Fundación Bill y Melinda Gates. Además el padre de Bill Gates, William H. Gates fue el principal abogado de Planned Parenthood. Ahora se nos pide que confiemos ciegamente en la vacuna que Bill y Melinda están financiando para salvarnos del Covid-19.

Desde 1966 Planned Parenthood otorga el Premio Margaret Sanger para “honrar el reconocimiento a la excelencia y al liderazgo en la promoción de la salud reproductiva” antinatalista. El premio se le ha concedido a John D. Rockefeller III.

En 1975 el presidente de los EEUU Gerald Ford (1913-2006) llevará el malthusianismo a la práctica (como ya lo había llevado el Imperio Británico y el III Reich alemán) tras asumir los análisis del famoso Informe Kissinger. El Consejo de Seguridad Nacional de EEUU presidido por Henry Kissinger y la Comisión sobre el Crecimiento Demográfico y el Futuro de Norteamérica presidido por John D. Rockefeller III completaron el Memorando de Estudio de Seguridad Nacional n.º 200: Implicaciones del Crecimiento de la Población Mundial para la Seguridad de EEUU e intereses de ultramar  (NSSM200). Fue adoptado como política oficial y decía: “Es de máxima importancia aplicar medidas de control poblacional en el mundo entero porque la economía de los EEUU requiere grandes y crecientes cantidades de minerales del extranjero[13].

Los Rockefeller son uno de los conglomerados capitalistas más poderosos del planeta al que han pertenecido o pertenecen el banco de inversiones más grande del mundo J. P. Morgan o las petroleras Exxon Mobil, Chevron, Standart Oil o ConocoPhillips. La familia Rockefeller es asidua y cofundadora del Grupo Bilderberg. Este grupo fue fundado por el príncipe Bernardo de Holanda, el mismo que sería el creador del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). El conservacionismo, el extractivismo y el Estado siempre han ido juntos y unidos. El WWF ha promovido como ninguna otra organización la expulsión de pastores, indígenas y campesinos de millones de hectáreas alrededor de todo el planeta.

Es importante decir que según Darrel Bricker y John Ibbitson en su obra El planeta vacío. El shock del declive de la población mundial (2019) no vamos hacia la superpoblación, sino a un invierno demográfico agudo y a un planeta vacío de seres humanos. Esta es la verdad, que vamos a un planeta vacío, pero las élites seguirán diciendo que somos demasiados, que muchos sobramos.

 

Novios de la muerte

En el libro de Heleno Saña Antropomanía. En defensa de lo humano se describe el antihumanismo militante que hoy secunda el izquierdismo y el anarquismo. Odio y autodio a todo lo humano. Ideología trastornada que la propaganda institucional nos inocula sin piedad. Nos dicen que nuestra maldad es infinita y que lo que mejor podemos hacer es desaparecer, extinguirnos (o ser extinguidos…). Una misantropía que se está convirtiendo en misantropía de masas.

Sobre esta misantropía de masas el escritor Félix Rodrigo Mora nos habla sin pelos en la lengua en su obra Erótica creadora de vida. Propuestas ante la crisis demográfica: 

Somos, se nos dice, canallescos al completo, perfectos para ser detestados, dignos de odiarnos a nosotros mismos, absolutamente ignominiosos, carroña con aspecto humano, forajidos natos. Sí, porque somos, nos repiten sin tregua los funcionarios y neo-funcionarios del progresismo institucionalizado, consumistas, machistas, racistas, varones, mujeres-macho, islamófobos, blancos, ecocidas, homófobos, especistas, occidentales… Por tanto merecemos la muerte […] Así pues, tenemos, como deber cívico: 1) no tener hijos, 2) automatarnos […] Se nos culpa para exculpar al poder constituido, se nos sugiere el suicidio de masas para que no pensemos en la revolución, se nos llama a autoexterminarnos para que no exterminemos al ente estatal/clase patronal. Ésa es su necrofilia lógica. La ideología culpabilizadora del individuo y el pueblo/pueblos es la forma más perfecta de ideología fascista, un antihumanismo que chorrea sangre. En ella, el ecologismo institucional… ocupa un lugar muy destacado […] Una pérdida del instinto de supervivencia y de la voluntad de vivir, un enamoramiento del no ser, un ansioso y goloso culto a la muerte y la nada.

Por la senda ecologista y conservacionista de Estado, el izquierdismo misántropo se termina fusionando con el darwinismo social militarizado más elitista y reaccionario. Esta fusión, este encuentro, se materializa en la necesidad de sacar a las poblaciones rurales o indígenas de las zonas ecológicamente sensibles a renaturalizar. El culto al SEPRONA y a la Guardería Forestal es en ambos casos algo estremecedor. Decir culto al Seprona es decir culto al Ejército español. Ecologismo izquierdista y derechismo fascista se acoplan y combinan para vaciar nuestras sierras y montes de pastoreo y vida humana. Anarquismo, izquierdistas y ultraderechismo unidos contra los montañeses y habitantes de la ruralidad para expulsarlos y preservar la natura. Toda dictadura es al fin y al cabo una dictadura del Estado, del Ejército.

Millones de personas bienintencionadas en todo el mundo apoyan el conservacionismo de Estado. Su candidez no las exime de la responsabilidad que todos tenemos. Nuestra posición se resume en estas sencillas palabras de Stephen Corry, nacido en 1951 en Malasia con una interesante biografía que le hace saber de lo que está hablando. Es el actual director de Survival International.

Cuando los conservacionistas de a pie articulan sus creencias suelen insistir en el enriquecimiento espiritual y en la revitalización que les proporciona estar al aire libre, en la naturaleza, y a menudo insisten en que no podrían vivir sin ella. Pero millones de otras personas (quien escribe estas palabras incluido) comparten esta experiencia con no menos intensidad, al tiempo que aman a la humanidad y se oponen a que se haga daño a otros seres humanos. Nos apasiona tanto la importancia de que se haga justicia a los vulnerables como la posibilidad de disfrutar “la naturaleza”. 

El amor a la humanidad está desapareciendo y en su lugar aparece el monstruo exterminacionista misántropo cargado de odio. Iberia, una vez más, será el bastión, el rompeolas donde todas sus embestidas encuentren una resistencia letal.

El neomalthusianismo en nuestra península ibérica no sólo calará profundamente entre la aristocracia, los altos funcionarios del Estado y las élites económicas más liberales; sino que marcará con fuerza a una pequeña parte del movimiento libertario ibérico. La revista estrictamente neomalthusiana Salud y Fuerza será editada durante diez años (1904-1914) y dirigida por Luis Bulffi. El neomalthusianismo anarquista europeo estará liderado por Paul Robin y su Liga de la Regeneración Humana. Bulffi decía cosas como las siguientes, muy inspiradas por el hedonismo y el epicureismo; y no tanto por el ecologismo:

el individuo que tiene hijos no puede tener dilatación completa del espíritu, puesto que debe pasar penurias por sus chicuelos… El individuo que procrea contrae una carga… Gracias a la propaganda que realizamos podemos combatir las invitaciones y excitaciones a la repoblación y la procreación[14]

El neomalthusianismo sólo tiene una aspiración, la del logro de nuestro único deseo: el bienestar inmediato… si tú anhelo es tan ardiente como el nuestro de lograr el bienestar inmediato… despréndete de de las cargas de una familia… abstengámonos de poblar esta tierra.[15]

El neomalthusianismo encontrará un rechazó enorme en amplios sectores del anarquismo ibérico. Federico Urales, fundador de La Revista Blanca (la revista con mayor tirada del estado español en los años 30 del siglo XX) y más tarde de la revista Tierra y Libertad será uno de los que más se oponga al neomalthusianismo señalando a éstos como  portadores de los contravalores burgueses del hedonismo nietzscheísta dionisiaco más a ras de suelo y seguidores del individualismo aristocrático de Max Stirner.   

El principal animador del neomalthusianismo ibérico y fundador de la Liga Neomalthusiana Luis Bulffi abandonará el anarquismo a partir de 1920 y se hará socialista monárquico. Este cambio lo experimentará al darse cuenta de que sus propuestas de planificación familiar, control de la natalidad (o biopolítica) y eugenesia podían llevarse a cabo mucho mejor con un Estado fuerte que las impusiera. Si hubiera visto el futuro y el auge del anarcoestatismo y su idea de un Estado fuerte libertario se hubiera llevado una alegría.[16]

El malthusianismo es el ADN del conservacionismo ecologista actual. Malthus (1766-1834) era un lúgubre clérigo inglés que diagnosticó que los recursos crecen más lentamente que la población. Como nos cuenta el investigador Félix Rodrigo Mora, este señor no sabía nada de historia ni de economía pero la élite inglesa le pagó muy bien para que justificara con logomaquias la miseria que padecía la clase trabajadora inglesa en la revolución industrial. Ahora una mayoría del ecologismo son neomalthusianos. La teoría de Malthus nada dice del consumo de recursos masivo que supuso la descomunal flota de guerra inglesa ni el crecimiento del Estado con sus policías, militares, carceleros, funcionarios, recaudadores… que llegarán a invadir y someter a 458 millones de personas y a controlar 33 millones de km² de las tierras emergidas del planeta, sin contar las rutas de mares y océanos que dominarán. No se le ocurrió a Malthus que la escasez de subsistencias para las clases populares venía de la privatización del comunal o del crecimiento del aparato estatal.

Termino este escrito animando a repoblar el mundo rural, a tener hijos y con unas palabras de Simone Weil. Ánimo y adelante.

 

No hay ninguna dificultad, en el plano de la acción, en conservar intacta la esperanza incluso cuando el análisis crítico muestra la casi absoluta falta de fundamento de esa esperanza; en eso consiste la esencia misma del coraje. La sociedad actual sólo reserva desgracias y decepciones a quienes se niegan a adaptarse a la opresión y la mentira. Y tenéis que saberlo desde ahora mismo. No estamos en una de esas épocas en que lo refractario sea alentado y apoyado por grandes corrientes de opinión. Lo refractario está moral y materialmente solo. Sólo quienes son realmente fuertes, verdaderamente arrojados, aguantarán el embate. Sólo  poseen la naturaleza y la tierra aquellos en cuyo cuerpo éstas han penetrado a través del diario sufrimiento de unos miembros rotos de fatiga. 

 DESCARGAR DOCUMENTO COMPLETO

                                                                               Enrique Bardají Cruz.

                                                           16 de noviembre de 2020 en el Pirineo Occidental.

                                      

                                       Colectivo Amor y Falcata

                                       Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

[1]“Naturaleza cercada. Pueblos indígenas, áreas protegidas y conservación de la biodiversidad” Marcus Colchester.

[2]“La filosofía de Heidegger. Un nuevo oscurantismo.” Heleno Saña.

[3]Es un grabado del pintor alemán Alberto Durero realizado en 1513 mediante la técnica de buril sobre plancha de metal. Los tres personajes son: el caballero, la muerte y el diablo.

[4]“La filosofía de Heidegger. Un nuevo oscurantismo.” Heleno Saña.

[5]“Atlas del pensamiento universal” Heleno Saña.

[6]“Heidegger. Nazismo y política del Ser” Nicolás González Varela.

[7]https://www.contrainfo.com/22032/estas-en-la-lista-de-quienes-sobran-en-el-mundo/

[8]https://elpais.com/sociedad/2013/01/23/actualidad/1358942572_869278.html

[9]Ibid.

[10]https://www.contrainfo.com/22032/estas-en-la-lista-de-quienes-sobran-en-el-mundo/

[11]https://proveg.com

[12]https://es.globalvoices.org/2018/03/27/la-intrerminable-guerra-de-esterilizacion-en-india/#:~:text=India%20tiene%20una%20historia%20oscura,reca%C3%ADdo%20directamente%20en%20las%20mujeres.

[13]Fue desclasificado en 1990.

[14]Revista “Salud y Fuerza” de Enero de 1905.

[15]“¡Huelga de Vientres! Luis Bulffi, 1906.

[16]Mirar “El anarquismo de Estado y su maldad” de Enrique Bardají Cruz.

Visto 601 veces Modificado por última vez en Jueves, 19 November 2020 14:51
Inicia sesión para enviar comentarios