Domingo, 05 Febrero 2017 19:16

Fascismo y extrema derecha

En determinados ambientes existe el hábito de utilizar el vocablo "fascista" de una forma frívola y carente de rigor, como un insulto para descalificar a los adversarios políticos. Quienes usan el vocablo de ese modo son los que necesitan ocultar que están bastante impregnados de ideas y prácticas fascistas, en la forma de fascismo de izquierda, o estalinismo, según el dicho "te lo llamo para que no me lo llames".

​En este asunto la exactitud analítica y la precisión epistemológica son imprescindibles.

19841

Domingo, 05 Febrero 2017 18:23

Contra el discurso islamófobo

Primero quisiera aclarar para que no haya malentendidos que me considero creyente. Creo en Dios y me siento más cercano al cristianismo primitivo antes que ninguna otra religión, sin embargo no soy practicante y no interpreto las escrituras de forma literal sino comprendidas en su propio contexto. También he sido ateo durante bastantes años y de aquella etapa sigo conservando un sano excepticismo hacia las posturas fanáticas de unos y otros (incluyendo a los propios ateos claro está que en muchas veces son más fanáticos que los fundamentalistas de cualquier religión). Del mismo modo siento un profundo respeto hacia las religiones animistas o paganas y la tan necesaria deificación de la Naturaleza.

Alquería bereber Marroc

El documental "La teoría sueca del amor" ayuda a comprender los graves problemas que nos acechan y a los que necesitamos plantar cara.

Este documental nos habla de los resultados que han tenido las políticas del Estado sueco sobre su población, unas políticas de ingeniería social inspiradas en la filosofía socialdemócrata y materializadas por el Partido Socialdemócrata Sueco que ha estado gobernando Suecia durante décadas. La población ha permitido, colaborado y apoyado de forma mayoritaria la aplicación de estas operaciones estatales de ingeniería social.

pastedImage_1.png 

Domingo, 22 Enero 2017 09:06

Los orígenes de las hablas andaluzas

‹‹Lo que necesitamos es profundizar sin rencores ni apasionamientos estériles en nuestra propia historia››, Manuel González Jiménez.

Los procesos de conquista, repoblación y repartimiento del territorio andaluz en los siglos bajomedievales suponen una ruptura histórica, y la consecuente creación de nuevas realidades políticas, sociales, económicas y culturales. (1)

Es en este contexto transformador donde han de hallarse las señas lingüísticas de identidad andaluza. Ello es estudiado en El español hablado en Andalucía, Antonio Narbona, Rafael Cano y Ramón Morillo, libro que pasamos a reseñar en su parte histórica.

noticia 1