Encuentros consciencia

De WikiRI
Saltar a: navegación, buscar


Guía práctica para crear un encuentro


El encuentro es enriquecedor y sería una buena labor el dinamizarlos, exponer nuestros sentires, encontrar puntos comunes y enriquecernos de las diferencias. Explorar en grupo, necesitamos de otros ojos para vernos mejor. No ayuda ser algo de hablar mucho, y de lo que se hable, que vaya más allá de lo meramente teórico, lo teórico se puede compartir a través de otros medios y así aprovechar mejor estos espacios. Es importante generar un marco de confianza y de respecto. La capacidad y calidad de presencia es crucial. Desde lo corporal es mucho lo que se puede caminar hacia la resolución del conflicto interior. Bienvenido un ritmo sosegado, atendiendo a la palabra, las sensaciones, la postura y a la respiración.

Es favorable encontrarse en una posición de dar, para poder dar.

Tenemos que aprender a regularnos, todavía hay muchas heridas abiertas del pasado. Sí hay camino, y el camino está por hacer.

Aparecen dos vertientes a la hora de entender este tipo de encuentros, por un lado, compartir un espacio libre y abierto a lo que ocurra y por otro, un modelo más estructurado. Pero todos aceptamos que es importante considerar estas dos posibilidades y trabajar para que coexistan. Más allá de esto, también sentimos que es en uno mismo donde hemos de enfocarnos principalmente. Una llamada al turismo interior y a generar vacío fértil.

La cuestión interna es la cuestión más compleja a la que nos podemos enfrentar, la madre de todos los problemas con la inercia de una larga humanidad. Además, el grupo es detonante de este conflicto interno. Sumado todo esto, nos encontramos ante colosal tarea, donde todas las fortalezas de las que dispongamos son precisas. En este sentido, vaciado, mente abierta, humildad y aceptación son necesarios y a la vez la preparación, atención y cuidado también son cruciales.

Es preciso tiempo para armonizar el grupo, mejor en una cierta estructura mientras no hay esta organización. La tecnología, internet, correos electrónicos y documentos colaborativos, permiten el generar estructura y contenido, y a la vez, atender a la diversidad. Al mismo tiempo una estructura que no debe ser férrea, y permeable al ahora. Para hacer experimentos un mínimo de técnica, es necesaria. Falló en el encuentro que se dieron por hechas pautas que no estaban recogidas. Encontrar un punto de inicio compartido ideal es complejo, y a la vez importante tratar de acercarnos. En un grupo ya establecido, es mucho más sencillo.

Desde los errores conocidos, es más fácil generar nuevas propuestas. Hay metodologías investigadas y rodadas que tendríamos que explorar. Un trabajo profundo grupal satisfactorio necesita tiempo, pero a la vez encuentros esporádicos abren muchas posibilidades.

Podríamos copiar, hasta que tengamos suficiente destreza como para empezar a crear. Y crear mientras empezamos también y venga venga, que hay mucho por hacer.